The World´s Game. Fútbol y arte contemporáneo en el PAMM

Aldeide Delgado

A solo unos días del inicio de la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018, el Pérez Art Museum Miami (PAMM) presenta, desde el 13 de abril hasta el 2 de septiembre, The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo. La exhibición llama la atención sobre uno de los lenguajes colectivos de más atracción internacional y se une a los acontecimientos – que tras celebrarse el año anterior el primer partido en Estados Unidos entre el FC Barcelona y el Real Madrid y el anuncio de la llegada a Miami de un nuevo club de la Major League Soccer, encabezado por David Beckham- persiguen la estimulación de la pasión por el fútbol en la ciudad. Franklin Sirmans –director del PAMM y curador de la muestra- expresa en el comunicado de prensa: «El tema del fútbol ha sido abordado universalmente por artistas contemporáneos durante bastante tiempo. Muchos de ellos se involucran con el juego como una forma de conexión común entre personas de todo el mundo, una conexión que es excepcionalmente evidente aquí en el sur de la Florida, donde la pasión generalizada por el fútbol es vibrantemente palpable».

The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo explora las relaciones, entre arte y fútbol, a partir de la interrogante ¿cómo los artistas reflexionan las implicaciones del fútbol en la sociedad? Algunas de las obras incluidas en la exposición de Miguel Calderón, Lyndon Barrois Jr., Stephen Dean, Kehinde Wiley, Vik Muniz, Antoni Muntadas, Wendy White, Andy Warhol y Espoir Kennedy se enfocan en el fenómeno de los fans (hinchas) e ídolos mediáticos. Por ejemplo, el video de 90 minutos de Miguel Calderón que inaugura la exhibición, México vs Brasil (2004) muestra un partido imaginario donde México derrota a Brasil 17 a 0. Conformado por la recopilación de escenas de encuentros futbolísticos entre ambos países, Calderón destaca el momento del gol, como la «fantasía más extravagante de un fanático del juego». La instalación de video de Stephen Dean, Volta (2002-2003), continúa esta propuesta, a partir de la documentación del colorido paisaje visual generado por una enorme bandera sostenida por los espectadores en el estadio. Mientras, por otro lado, el retrato realizado por Kehinde Wiley representa al delantero camerunés Samuel Eto’o -quien posee el récord del premio al Jugador Africano del Año cuatro veces.

La fotografía de gran formato de Taryn Simon, se centra en el arreglo floral que decoró la mesa de negociación de la FIFA cuando decidió prohibir la propiedad de terceros, sobre los derechos económicos de los jugadores de fútbol. La relación con lo político también se percibe en los trabajos de Gustavo Artigas, Lyle Ashton Harris, Jamilah Sabur, Jaime Luriano, Melanie Smith y Rafael Ortega, Penny Siopis, y Paulo Nazareth. En el caso de este último, sus serigrafías de la serie Productos de genocidio (2015-2016), muestra los logos de equipos de fútbol que tienen el nombre de tribus indígenas casi extintas como la Guaraní y la Tupí por ejemplo. El video de Jaime Lauriano, Morte súbita (2014) examina los legados de la violencia de la dictadura militar brasileña (1964-1985) mediante el contraste entre rostros cubiertos por la camiseta de la victoria brasileña en la Copa Mundial de 1970 y  una voz en off que recita los nombres de los disidentes desaparecidos o asesinados durante el mismo año. Satch Hoyt aborda las historias culturales relacionadas con la diáspora africana. En particular, la obra Kick That (2006) se refiere a las bananas lanzadas a los jugadores negros por sus oponentes y espectadores europeos, a través de la presentación de un balón de fútbol sobre un soporte de bananas de bronce. Otra perspectiva es ofrecida por Adler Guerrier, para quien el fútbol representa una gran oportunidad de unión de la diáspora africana y caribeña más allá de fronteras nacionales.

The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo reúne alrededor de 50 trabajos de más de 30 creadores que abarcan desde el video, la fotografía, la escultura, la pintura e instalaciones. La exhibición destaca por dos elementos fundamentalmente. El primero, consiste en el afán de problematización del deporte mediante el reflejo de conflictos asociados – por solo citar algunos ejemplos- con la violencia, el nacionalismo, la religión, el machismo, la identidad y la globalización. Y segundo, por el rango geográfico representado en la muestra mediante la inclusión de artistas provenientes de Argentina, Ghana, Italia, México, Brasil, Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Bolivia, Haití, Jamaica, Miami, et alt. Entre ellos vale destacar Alexandre Arrechea, George Afedzi Hughes, Bhakti Baxter, Chris Beas, Miguel Calderón, Darío Escobar, Generic Art Solutions, Roberto Guerrero, Robin Rhode, Quisqueya Henríquez, Antoni Muntadas, Nelson Leirner, Hank Willis Thomas, Sinuhé Vega Negrin, Igor Vidor, Paul Pfeiffer y Wendy White.

Notas:

Publicado en C & America Latina como The World’s Game. Fútbol y arte contemporáneo.

The World´s Game. Fútbol y arte contemporáneo en el PAMM

Aldeide Delgado

A solo unos días del inicio de la Copa Mundial de Fútbol Rusia 2018, el Pérez Art Museum Miami (PAMM) presenta, desde el 13 de abril hasta el 2 de septiembre, The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo. La exhibición llama la atención sobre uno de los lenguajes colectivos de más atracción internacional y se une a los acontecimientos – que tras celebrarse el año anterior el primer partido en Estados Unidos entre el FC Barcelona y el Real Madrid y el anuncio de la llegada a Miami de un nuevo club de la Major League Soccer, encabezado por David Beckham- persiguen la estimulación de la pasión por el fútbol en la ciudad. Franklin Sirmans –director del PAMM y curador de la muestra- expresa en el comunicado de prensa: «El tema del fútbol ha sido abordado universalmente por artistas contemporáneos durante bastante tiempo. Muchos de ellos se involucran con el juego como una forma de conexión común entre personas de todo el mundo, una conexión que es excepcionalmente evidente aquí en el sur de la Florida, donde la pasión generalizada por el fútbol es vibrantemente palpable».

The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo explora las relaciones, entre arte y fútbol, a partir de la interrogante ¿cómo los artistas reflexionan las implicaciones del fútbol en la sociedad? Algunas de las obras incluidas en la exposición de Miguel Calderón, Lyndon Barrois Jr., Stephen Dean, Kehinde Wiley, Vik Muniz, Antoni Muntadas, Wendy White, Andy Warhol y Espoir Kennedy se enfocan en el fenómeno de los fans (hinchas) e ídolos mediáticos. Por ejemplo, el video de 90 minutos de Miguel Calderón que inaugura la exhibición, México vs Brasil (2004) muestra un partido imaginario donde México derrota a Brasil 17 a 0. Conformado por la recopilación de escenas de encuentros futbolísticos entre ambos países, Calderón destaca el momento del gol, como la «fantasía más extravagante de un fanático del juego». La instalación de video de Stephen Dean, Volta (2002-2003), continúa esta propuesta, a partir de la documentación del colorido paisaje visual generado por una enorme bandera sostenida por los espectadores en el estadio. Mientras, por otro lado, el retrato realizado por Kehinde Wiley representa al delantero camerunés Samuel Eto’o -quien posee el récord del premio al Jugador Africano del Año cuatro veces.

La fotografía de gran formato de Taryn Simon, se centra en el arreglo floral que decoró la mesa de negociación de la FIFA cuando decidió prohibir la propiedad de terceros, sobre los derechos económicos de los jugadores de fútbol. La relación con lo político también se percibe en los trabajos de Gustavo Artigas, Lyle Ashton Harris, Jamilah Sabur, Jaime Luriano, Melanie Smith y Rafael Ortega, Penny Siopis, y Paulo Nazareth. En el caso de este último, sus serigrafías de la serie Productos de genocidio (2015-2016), muestra los logos de equipos de fútbol que tienen el nombre de tribus indígenas casi extintas como la Guaraní y la Tupí por ejemplo. El video de Jaime Lauriano, Morte súbita (2014) examina los legados de la violencia de la dictadura militar brasileña (1964-1985) mediante el contraste entre rostros cubiertos por la camiseta de la victoria brasileña en la Copa Mundial de 1970 y  una voz en off que recita los nombres de los disidentes desaparecidos o asesinados durante el mismo año. Satch Hoyt aborda las historias culturales relacionadas con la diáspora africana. En particular, la obra Kick That (2006) se refiere a las bananas lanzadas a los jugadores negros por sus oponentes y espectadores europeos, a través de la presentación de un balón de fútbol sobre un soporte de bananas de bronce. Otra perspectiva es ofrecida por Adler Guerrier, para quien el fútbol representa una gran oportunidad de unión de la diáspora africana y caribeña más allá de fronteras nacionales.

The World´s Game: Fútbol y arte contemporáneo reúne alrededor de 50 trabajos de más de 30 creadores que abarcan desde el video, la fotografía, la escultura, la pintura e instalaciones. La exhibición destaca por dos elementos fundamentalmente. El primero, consiste en el afán de problematización del deporte mediante el reflejo de conflictos asociados – por solo citar algunos ejemplos- con la violencia, el nacionalismo, la religión, el machismo, la identidad y la globalización. Y segundo, por el rango geográfico representado en la muestra mediante la inclusión de artistas provenientes de Argentina, Ghana, Italia, México, Brasil, Costa Rica, Guatemala, Ecuador, Bolivia, Haití, Jamaica, Miami, et alt. Entre ellos vale destacar Alexandre Arrechea, George Afedzi Hughes, Bhakti Baxter, Chris Beas, Miguel Calderón, Darío Escobar, Generic Art Solutions, Roberto Guerrero, Robin Rhode, Quisqueya Henríquez, Antoni Muntadas, Nelson Leirner, Hank Willis Thomas, Sinuhé Vega Negrin, Igor Vidor, Paul Pfeiffer y Wendy White.

Notas:

Publicado en C & America Latina como The World’s Game. Fútbol y arte contemporáneo.